D'Espagnet, Jean: La obra secreta de la filosofía de Hermes (1623) / Texto anónimo: El niño hermafrodita / Huginus à Barmâ: El reino de Saturno. Ed. Indigo: Archivo Hermético. Barcelona, 1996 251 págs. Reseña por José Ma. Gracia (Rev. SYMBOLOS No. 11-12, 1996: 'Tradición Hermética' p. 404). 
"La Editorial Indigo nos ofrece nuevamente la oportunidad de conocer tres textos alquímico-herméticos de gran valor. El texto de Jean d'Espagnet, uno de los pocos Filósofos alquímicos que la tradición no duda en calificar como verdadero Adepto, es decir, conocedor de la Piedra Filosofal, es enormemente pedagógica. El lector encontrará las ideas expresadas en lenguaje claro y directo, sobre todo por lo que se refiere a ciertas cualidades que han de poseer todos aquellos que deseen conocer los secretos de la Gran Obra; además, a lo largo del texto se pueden deducir con facilidad todas las operaciones características de las fases de la Obra, incluso para un lector poco habituado a la jerga alquímica. Como todos aquellos Adeptos que conocen los secretos de la Naturaleza, empieza Espagnet exhortando al aprendiz (pues parecen algo más que simples consejos) a permanecer con 'el corazón puro' y liberado del apego 'a las cosas de este mundo', lo que significa mantener el receptáculo del conocimiento iniciático (el corazón) exento, o bien resguardado, de aquellas pasiones que lo habrán de apartar de la actividad cabalmente contemplativa. Esas pasiones son las que promueven precisamente el apego a las formas o apariencias ('a las cosas de este mundo'), algo en lo que están precisamente ocupados los sofistas, como dice Espagnet en § 8... 'Para hablar sinceramente, dice el autor, la obra entera se cumple perfectamente gracias a dos cuerpos solamente, a saber, el Sol y la Luna debidamente preparados' lo que muestra la notable vinculación ortodoxa de Espagnet con las enseñanzas de Hermes. 
-El Niño Hermafrodita es un texto anónimo (parece ser obra de varios autores) de mediados del siglo XVIII, encuadrado dentro de lo que se conviene en llamar Alquimia Universal, opuesta a la Particular o metálica. La Vía Universal no es otra que la Alquimia interna, que sigue una sola regla: disolver y coagular a fin de obtener una materia única, esto es, con el fin de resolver los complementarios, que es lo que nos recuerda precisamente las últimas palabras citadas anteriormente de Jean d'Espagnet. Esta obra es de una gran belleza evocativa pues consiste en el comentario, acompañado de un verso, de diversos emblemas o figuras formados por símbolos propios del hermetismo y que acaba con la explicación sucinta de 44 símbolos que el autor llama 'signos cabalísticos de Salomón'. 
-El Reino de Saturno es la primera traducción al castellano de una obra de Hugínus à Barmâ. Nos gustaría resaltar la serie de treinta y seis 'Máximas' que el autor recoge 'de entre los Filósofos'; de entre ellas una nos ha llamado la atención: 'Aquel que ignora el medio de destruir los cuerpos, también ignora el medio de producirlos', lo que a nuestro parecer es una manera muy bella de insistir en la máxima alquímica solve-coagula."

 

autor tema