Portada Esoterismo Siglo XXI

100182. González, Federico: Esoterismo Siglo XXI. En torno a René Guénon.
Ed. Muñoz Moya. Brenes (Sevilla), 2000. 20x13,5. 404 págs. 15,03 €.

ISBN: 978-84-8010-106-6

INDICE

Proemio

1ª Parte:
Cap. I. Religión y Metafísica en el fin de ciclo.
Cap. II. Esoterismo y Fin de Ciclo.
Cap. III. ¿Qué es la Tradición?
Cap. IV. Breve sobre la necesidad del exoterismo.
Cap. V. Algunas expresiones del esoterismo actual.
Cap. VI. Guénon en el corazón.
Conclusión.

2ª Parte: Algunas corrientes, autores y obras.
Cap. VII. Sobre René Guénon.
Cap. VIII. Acerca del Hermetismo.
Cap. IX. Masonería.
Cap. X. Otras corrientes, pensamientos y obras.

Apéndices:
1. Convención masónica México 82.
2. Schuon versus Guénon.
3. Internet.

 

Lo que se trata de decir en definitiva es que tanto el cosmos, como la cultura, son limitados. Y que esa limitación es la que marca nuestro condicionamiento. Por otra parte son esas mismas estructuras las que permiten salir de ellas y exactamente para eso es que han sido diseñadas; tal el caso de la Tradición, pues así como el movimiento cósmico es el que nos da la idea de la inmovilidad, así también el límite es el que nos da la idea de lo ilimitado.

La Cultura es entonces una ausencia que nada tiene que ver con la información o la historia, algo que no es la estadística del hecho cultural sino más bien su negación. Análogo es lo que sucede con la emanación cósmica. No es esta o aquella parte del cosmos, o su "energía" lo que interesa, sino comprobar que esta realidad es inexistente como tal, más allá de sus mismos límites.

Ello se simboliza por la piedra que corona la obra constructiva y que es también el origen y la salida del cosmos, aquello que establece un contacto con "otros mundos", es decir con otras relaciones espacio-temporales, que como todas las cosas, sólo se perciben en la interioridad de la conciencia.

Todo esto se encuentra en estricta relación con lo que es la Tradición, Unánime y Perenne, siempre presente y vertical, tan válida para hoy como lo ha sido siempre y lo será para cualquier otro manvantara, o humanidad, ya que es Eterna y simultánea, simbolizada por el Polo como puerta de entrada y salida a lo supracósmico, origen y fin de cualquier manifestación, en contra de la visión perpetuamente histórica de los que por sus limitaciones tradicionalistas sólo pueden imaginar sociedades ideales, tan confusas en su vaga imaginación como las proyecciones de sus frustrados anhelos. (Cap. III. ¿Qué es la Tradición?).

 

Pedidos

Sección Federico González

Librería 2 de Enero