Estrella flamígera con la G en el centro.
Comentarios Herméticos

«¡Gloria al Trabajo!»

Indice
*
Presentación
*
Simbolismo y Arte
*
Hermetismo y Masonería
*
En el Vientre de la Ballena
*
Esoterismo Siglo XXI
*
El Simbolismo de la Rueda
en los
Documentos de la Iglesia Secreta
I - II - III ➚
*
El Simbolismo Precolombino
*
Enlace a la web del autor de las obras cuyas citas se comentan:
FEDERICO GONZÁLEZ
Alquimia, Metafísica, Tradición Hermética
*

GUIA BIBLIOGRAFICA
DEL ESOTERISMO
*


Kier, Buenos Aires 2001
Libros del Innombrable, Zaragoza 2016

Inspirados en citas de
Hermetismo y Masonería. Doctrina, Historia, Actualidad
de Federico González

1. Hace ya más de veinte años fue publicado en Francia Science de l'Homme et Tradition; su autor, el discutido Gilbert Durand, al referirse a la decadencia del racionalismo, el positivismo, etc., es decir, de las ciencias humanas actuales, sostiene que la única posibilidad de sacarlas de su callejón sin salida, es la presencia del Hermetismo, o sea la aceptación de todo aquello que significan los dioses en cuanto pautas, encuadres y patrones del pensamiento, en particular el versátil Hermes, deidad de las adaptaciones, mensajero y por lo tanto vehículo de la comunicación y la Enseñanza (Psicopompo). (Hermetismo y Masonería).

El siguiente bloque de comentarios, que incorporamos en este solsticio de invierno, fue escrito y publicado entre los días 2 de julio de 2013 y 14 de noviembre del mismo año en la página de Facebook “Miscelánea Hermética”[1]. Están inspirados en el texto con el que trabajaba La Colegiata en aquel entonces, en total consonancia con sus ensayos teatrales[2] en la sala González Frías.

Un trabajo diario que, inspirado en una cita concreta del volumen, se desplegaba trazando una circunferencia conformada por puntos que eran un reflejo, al nivel que fuera, del centro que a todos impulsaba, guiaba, iluminaba y vivificaba. Recogemos este testimonio –nos referimos a todos los libros aquí comentados– por ser parte de la historia sagrada de un movimiento que en definitiva es el desarrollo en el tiempo de la labor de transmisión y vivificación de la Tradición Hermética realizada por Federico González y el núcleo de alumnos que lo acompañaban. Aunque somos bien conscientes de que estos comentarios aislados del conjunto y sin las citas con las que se vinculan no tienen la fluidez y la frescura que todo ello tenía, pero es un testimonio que no queremos obviar y que quede en el olvido, cuando aquello de lo que se trata es una corriente de pensamiento viva, actual y perenne.

Siempre que en el texto no se indica el autor de la obra citada –para evitar una inútil reiteración– se trata desde luego de nuestro autor. Como hemos hecho para los demás libros ponemos las iniciales de los comentaristas porque así fueron publicadas en los tres tomos de Documentos de la Iglesia Secreta que recogieron las citas de El Simbolismo de la Rueda y la totalidad de los comentarios vertidos por los miembros de la Colegiata. Incluimos en esta ocasión los comentarios de PF de los cuales podemos disponer y que vienen al caso en lo que respecta a ciertas objeciones religiosas y otras.

El verdadero amante, como un pastor, defiende a su rebaño de la voracidad y la peste de los falsos amantes, es decir de los lobos. Pero porque los semejantes se juntan de muy buena gana con sus semejantes, [Sócrates] se hace semejante a los jóvenes en la pureza de vida, la simplicidad de las palabras, sus juegos, diversiones y chanzas. Se convierte ante todo de viejo en muchacho para convertir a los jóvenes en viejos con su trato familiar y alegre.[3]

Así ha sido nuestro maestro, platónico, cristiano, y sobre todo hermético, donde el silencio es Palabra viva y el símbolo sello de lo verdadero.

La cadena se rompe, como bien saben los auténticos masones, "por nuestras imperfecciones", y puede restaurarse con las palabras justas: "S. F. B., Uno para todos y todos para Uno, repetidas..."

Solsticio de Invierno 2020     

*

Federico González:
HERMETISMO Y MASONERÍA
Doctrina, Historia, Actualidad
Enlaces al contenido en la → página del autor

Índice

Capítulo I         Los Libros Herméticos

Capítulo II        Tradición Hermética y Masonería

Capítulo III       Apuntes sobre Hermetismo y Ciencia

Capítulo IV       La Iniciación Masónica y la Hermética en la
                          obra de René Guénon

Apéndices:        1. Corpus Hermeticum: Poimandrés I-XI.

                          2. La Escuela Pitagórica y la Academia de
                             Platón: Genealogía.

                          3. Biblioteca Colombina

                          4. Algunas obras alquímicas

Índice onomástico

Allí mismo se accede a las siguientes traducciones:
Português: Hermetismo e Maçonaria
Français: Hermétisme et Franc-Maçonnerie

 *

115. Actualmente se tienen de la Iniciación unas ideas tan dispares como equivocadas. Algunos piensan un poquito infantilmente en una serie de ceremonias mágicas que otorgarían de igual modo una personalidad superlativa, otros la asocian con una certificación o diploma que regularizaría su situación frente al medio y los justificaría ante sí mismos; la mayor parte han presentido el poder y eso es lo único que les interesa; por último algunos quieren seguir una senda segura y ceremonial donde oficialmente puedan optar por el camino burocrático del dios religioso al que esperan encontrar después de la muerte…; en definitiva, todos la conciben como algo exterior a ellos mismos, como si se tratara de modificaciones obtenidas en objetos que reaccionan a tal o cual estímulo y de hecho jamás se piensa que todo ello es interno y el ser humano el sujeto de la accesis que desemboca en el Conocimiento y le otorga el auténtico Ser. (Hermetismo y Masonería).

*


Achille Bocchi, Symbolicarum quaestionum, Bolonia 1574

JMR : En todo intersticio, en toda encrucijada, del alma y de la vida, se invoca el suave soplo divino, el que resuelve los conflictos internos y externos, el que conjuga opuestos aparentemente irreconciliables, el que sobre todo transmuta nuestra conciencia. El testimonio: la piedra depositada por el viajero en el cruce de caminos, las que sumándose, configuran un montículo, un símbolo del eje.

MVET : Hermes está siempre presente, ¿qué sería del hombre sin Él? Sucumbiría en su miseria, como le está ocurriendo al ser humano de nuestros días que se ha olvidado de los dioses entregándose a sus enemigos. Afortunadamente, a pesar de las dificultades de todo tipo Hermes sigue instruyendo a aquellos que verdaderamente lo desean. Aquí y ahora nos llega su voz, su escritura, por medio de estos textos-guía, y su presencia se hace manifiesta para todos los que participamos en este banquete diario en el que nos nutrimos, celebramos y compartimos con alegría su enseñanza.

MVET :

Y la Palabra se hizo carne, y puso su Morada entre nosotros.

Así se refiere Juan a Jesús en el prólogo de su evangelio.

 … esta divinidad, hija directa del Padre, es decir, nuestro hermano. (Hermetismo y Masonería).

Nada más y nada menos. El sol, luz y vida,

nos brinda la posibilidad de ser. De cooperar con su luz (En el Útero del Cosmos).

JMR :

... nadie nos puede robar este documento de identidad. Me llamo así: ¡hijo de Dios! ... Estado civil: ¡libre! Así sea. (Papa Francisco, 4-7-2013).

MVET : Actualizar la posibilidad del nacimiento de Dios en el hombre es regenerar el alma, que así puede ascender por el mundo intermediario hacia la morada celeste y más allá. Osar es necesario, muchos antepasados nos han contado su odisea, su fecundación por la potencia generadora de Hermes, su entrega al conocimiento, su realización, o sea la celebración de la gracia que desciende como rocío y eclosiona en flores y frutos sobre la tierra pura.

MVET : La aparición de una tradición en el seno de otra nos habla de la viveza y versatilidad de la Enseñanza, que siempre encuentra la manera de llegar a aquellos que están dispuestos a recibirla. En un momento dado el Hermetismo florece en un medio cristiano, vivificándolo; muchos hermetistas renacentistas, incluso pertenecían al clero, empezando por Ficino que era sacerdote.

MVET : A Hermes, camino, puente hacia la verdadera vida, hacia la auténtica identidad. Gracias siempre.

JMR : Aunque los dioses finalmente no existan en sí mismos, hay sin duda un Intelecto divino que se refleja en el ser humano y constituye el puente y el camino hacia el Misterio.

A lo largo de tu caminar, él vendrá por todas partes a tu encuentro, en todas partes se ofrecerá a tu vista, incluso en el lugar y a la hora en que tú no lo esperas, veles o reposes, navegues o camines, de noche y de día, hables o te calles: pues nada existe que él no sea. (Corpus Hermeticum, XI, 21).

MVET : Nuestro querido Hermes es aéreo, musical, versátil, diligente, siempre despierto. Su palabra, inaudible para el hombre profano, es música para el corazón del adepto que puede por ella elevar su voz hacia lo alto; si cuenta con el auxilio de las Musas que, también como Él, son diligentes y gustan de celebrar la belleza y la armonía de toda la creación a través del poeta, del músico, que como instrumento afinado emite sus cantos y celebra su audición.

MVET : El pretendido igualitarismo democrático invalida cualquier diferencia para considerar a todos iguales, nivelando, por eso mismo, por lo más bajo. La verdadera igualdad reside en el corazón, en que todos somos hijos de Dios y de Él recibimos, a través de Hermes, amigo del hombre, el verdadero alimento; cada cual a su manera y en la medida de sus posibilidades que le han sido dadas desde siempre.

JMR : Sí, gracias a la deidad por esta inmensa y, bien mirada, increíble suerte de haber podido oír una Palabra Regeneradora y Constructiva, una Doctrina y un Método encarnados en un solo ejemplo, ritual y simbólico por Verdadero.

JMR : Nada como estar verdaderamente a la intemperie para aceptar la verdad (con mayúscula o minúscula), tal como ella se expresa y reconociéndola más allá o más acá de las formas que reviste, sin presupuestos ni confusiones de ninguna especie y sabiendo uno porque la realidad se le ha impuesto, que él mismo es el artista y la materia de la Obra y que está sólo en manos de la Providencia el que cumpla su Destino, hasta donde le sea dado.

JMR : Sólo un dios "tramposo" es capaz de sacarnos de un laberinto, que en sí no es sino una trampa; luego uno se da cuenta que lo que sucede es que la "realidad" era otra y la situación anterior no era sino el producto y la expresión misma de la ignorancia.

MVET : La cadena áurea, la sucesión apostólica, trae hasta nosotros, ahora y siempre, la bendición de lo alto, a la que nuestro corazón responde con un canto de alabanza.

Como servicio a la unidad de la fe y a su transmisión íntegra, el Señor ha dado a la Iglesia el don de la sucesión apostólica. Por medio de ella, la continuidad de la memoria de la Iglesia está garantizada y es posible beber con seguridad en la fuente pura de la que mana la fe. Como la Iglesia transmite una fe viva, han de ser personas vivas las que garanticen la conexión con el origen. La fe se basa en la fidelidad de los testigos que han sido elegidos por el Señor para esa misión. Por eso, el Magisterio habla siempre en obediencia a la Palabra originaria sobre la que se basa la fe, y es fiable porque se fía de la Palabra que escucha, custodia y expone. En el discurso de despedida a los ancianos de Éfeso en Mileto, recogido por san Lucas en los Hechos de los Apóstoles, san Pablo afirma haber cumplido el encargo que el Señor le confió de anunciar « enteramente el plan de Dios » (Hch 20,27). Gracias al Magisterio de la Iglesia nos puede llegar íntegro este plan y, con él, la alegría de poder cumplirlo plenamente. (Carta Encíclica Lumen Fidei).

JMR : Pareciera que Hermes es la relación ('imagen' o vínculo, inmanente y trascendente) que hay entre el sí mismo y el Sí mismo, pero no se trata de una 'tercera entidad': amante de la invisibilidad 'desaparece' con su nombre en Lo que no lo tiene.

MVET : Hermes, nos hablas de todas las maneras posibles, nos orientas en las encrucijadas una y otra vez. En el camino eres señal inequívoca, ante el adversario voz de alerta, en el caos, tu varita restablece el orden, en la soledad, tu presencia es segura. En verdad el retorno no podría ser sin ti.

MVET : Sí, en algún momento uno ha de pensar seriamente en dejar de lamentarse, de culpar a alguien o a algo por sus supuestas desgracias o dificultades, de querer que los seres sean diferentes a lo que son, etc. etc. etc. En definitiva de querer enmendarle la plana al Arquitecto. El silencio nos da el espacio imprescindible para comprender.

PF : El texto latino que lee Boccaccio probablemente sea el Asclepio, precisamente nombrado allí, que se ha conservado en latín hasta hoy (y del que se ha hallado su versión copta entre los manuscritos de Nag Hammadi) (no confundirlo con el Liber Hermetis Trimegisti, que es un tratado astrológico); es sabido que los demás textos del Corpus Hermético han llegado a Occidente en esa época del Renacimiento, procedentes de Grecia gracias a G. Pleton y el cardenal Bessarion, y fueron traducidos por M. Ficino; el erudito Casaubon estableció que eran del s. II-III, aunque eso se le ha discutido en su mismo siglo XVII expresando además que el que algo se ponga o se fije por escrito no quiere decir que no exista previamente como tradición oral.

Pero no vemos que Boccaccio (ni Hermes en todo el Corpus Hermeticum) se refiera a ninguna Iglesia, ni en general ni en particular.

P.S.– Por otra parte Orígenes explicaba que la palabra no podía llegar a comprenderse “sin entrar en la casa”, es decir en el alma donde se aloja el espíritu y donde se realiza el trabajo interno que lleva al conocimiento, no sólo del Ser sino incluso del No Ser, tema que por cierto no abordan los comentarios religiosos. Si así fuera Orígenes es igualmente una fuente limitada si “la casa” fuese simplemente la iglesia de los católicos de hoy en día, y no el Templo de la Sabiduría Universal que por su propia naturaleza es una construcción que abarca un mismo conocimiento que todos los templos de la sabiduría abordan, tengan o no forma de edificios construidos con arcilla vana, o con la estricta obediencia a una edificación mental, como la ortodoxia, sino con el material de la Sabiduría Eterna, es decir Universal, término que como se sabe significa católico. ¿Cuál otra iglesia sino el Conocimiento del cielo (Ontología) y de lo que está aún por encima de ella (Metafísica)? ¡Viva el Papa Franciscus aunque su función sea necesariamente limitada! "No nos tumbarán".

JMR : Por eso y por mucho más un servidor escoge la "Iglesia Secreta" –tal como la denomina Federico González Frías siguiendo a la Tradición Hermética y esotérica–, esperando que esta también le escoja a él, aunque celebrando lo siguiente, citado aquí hace varios días y que repito mal de memoria:

documento de identidad: 'Hijo de Dios'. Estado civil: ¡libre!, Así sea. (Papa Francisco).

JMR : La misma Masonería –así como el Compagnonnage– es una cristalización de la Tradición Hermética, o sea de los Misterios en Occidente.

JMR : A la Iglesia (a la institución romana, no a todos los miembros de la "Asamblea"), Jesús no le deja ver bien a Cristo, y la "bondad" no le deja ver bien a Jesús, y el tiempo, no le deja ver claramente la Eternidad.

MVET : Herméticos, cabalistas, cristianos, platónicos, pitagóricos, neoplatónicos, todos a una. Hacia la Verdad, hacia la Libertad. Qué brillo, qué esplendor, cuánta belleza. Para muestra una cita del conde de la Concordia:

[3] Pero ¿a qué viene todo esto? Para que entendamos que, una vez nacidos con esta condición dicha, de que seamos lo que queremos ser, hemos de procurar que no se diga de nosotros aquello de: "Estando en honor, no lo conocieron, hechos semejantes a los brutos y jumentos sin entendimiento", sino más bien aquello del profeta Asaf: "Dioses sois todos e hijos del Altísimo", y que por usar mal de la benevolentísima generosidad del Padre, no vayamos a convertir en perniciosa la saludable opción libre que nos otorgó. Que se apodere de nuestra alma una cierta santa ambición de no contentarnos con lo mediocre, sino anhelar lo sumo y tratar de conseguirlo (si queremos podemos) con todas nuestras fuerzas. Desdeñemos lo terrestre, despreciemos lo celeste y, finalmente, dejando atrás todo lo que es mundo, volemos hacia la corte supermundana próxima a la divinidad augustísima.

MVET : Bendito Hermes que es capaz de ordenar el caos, sacarnos de la oscuridad y guiarnos hacia la luz. Una débil pared separa ambos mundos, pero la debilidad del hombre es aún mayor, es más, solo reconociendo que él es incapaz de traspasarla podrá hacerlo. Recordar esto, que es también saber que todo nos es dado, que sin la gracia nada es, basta para mantenernos en la luz, en la morada del Sol, allí donde Apolo y Dioniso se unen.

JMR : Un solo rayo de luz es capaz de sacarnos de la tumba, de la caverna del mundo como cripta para convertirla en un templo y a través de su eje constructivo ser absorbidos en lo supracósmico, en lo que ha sido siempre, habiéndose derrumbado la ilusión.

JMR :

"Una cadena de iniciados (el hilo de Oro) que se transmite del Noûs a Poimandrés, de este a Hermes, de Hermes a Tat y de este a todos los Adeptos y teúrgos de la tradición Hermética". (Hermetismo y Masonería I). Una Palabra de Amor, "una Promesa [liberadora y un pacto] que compromete por igual a ambas partes". (En el vientre de la Ballena 49).

MVET : El conocimiento se hace en uno en la medida en que uno se vuelca en el conocimiento, y es éste el que propicia la caída de los egos, pues nada mejor que verles la cara para poder desprenderse de ellos. El rayo misericordioso del amor divino ilumina la oscuridad y nos muestra la salida. Este rayo es para nosotros la Tradición Hermética y con ella todos sus mensajeros, la cadena áurea que ha llegado hasta nosotros pura y sin mácula. Un Arca Hermética que reúne todas las semillas, el esperma cósmico que genera los mundos.

PF : El hombre

… aparece como el punto o la unidad donde convergen todas las energías creacionales, coronando y dando sentido al plan divino al restablecer los contactos que revelan las analogías, pues el mundo sensible se refleja en el inteligible como el inteligible en el sensible. … somos la materia de lo que conocemos y el Verbo Primordial se manifiesta en lo humano posibilitando el surgimiento del hombre pneumático, paradigma del iniciado, que sabe leer los signos de la naturaleza y los símbolos cambiantes de su aventura cósmica adecuándose a las circunstancias de su viaje, que asimila al Conocimiento… (Hermetismo y Masonería, I)

PF : Hermes, el "hermeneuta", es capaz de interpretar, de iluminar las escrituras porque conoce el mundo intermediario, las imágenes que se encuentran entre el mensaje y su significado y que son simbólicas, también las que no lo son. Pero su acción como mediador no exige ningún protagonismo suyo particular, él es el mensajero y su revelación es transformadora, hable o se calle, este vivificador o despertador de la Memoria, este hálito divino puede poner en claro el mito fundador, el símbolo, el rito, tender un puente con el ahora mismo recreando el lenguaje devolviendo el sentido prístino y por ello actual al mensaje, su carácter intemporal. Él mismo puede cambiar de nombre, pero su función sigue siendo la misma, instructor y guía del hombre.

MVET : El Conocimiento, la Realización Espiritual, persigue la Liberación, las religiones, hoy día, aspiran a la salvación. En el primer caso se habla de universalización, el objetivo del segundo no sobrepasa lo individual. Eso en principio no es un problema, pero se convierte en él cuando en lugar de ser un medio, se convierte en fin, ignorando así, negándolo en definitiva, todo aquello que lo sobrepasa.

JMR : La metafísica, y también la ontología (en la unidad del Ser no hay un "otro") están más allá de esa dualidad causa-efecto de la que participan tanto la religión como la magia ("según estos términos son entendidos normalmente por el mundo moderno"), la cual dualidad en el fondo está simplemente encerrada en el tiempo. Por otra parte, una cosa es la ceremonia y otra el rito, son inversas. Se puede esperar que lo sagrado irrumpa en lo profano, pero lo profano no es capaz de producir lo sagrado; por eso "hemos sido elegidos –o al menos llamados– desde toda eternidad".

PF : Si “a la iluminación no le importa cómo hemos llegado a ella" será –tomando siempre esa frase en el mejor sentido, ya que si el espíritu sopla "donde quiere" no implica que sople "en cualquier parte"– porque no hay común medida entre los "medios" y el "fin", mas sigue subsistiendo el que de algún modo sería uno el que "llega a ella" y, con todo lo que hay que dejar atrás, no parece que los que están entretenidos en las dialécticas de esa magia o esa religión vayan a llegar a alguna parte cuando, como dice el Evangelio, "ni a uno solo de tus cabellos puedes hacerlo blanco o negro” (Mateo V, 36).

PF : El mundo, o la sociedad, son términos demasiado generalistas, tal vez demasiado fáciles de nombrar pues de alguna manera nos afectan a todos, y como argumento también son adecuados para estigmatizar al otro como asocial o inadaptado, pero los supuestos "oficiales" del medio en que nos movemos –que por cierto se han aprendido de otros y se defienden como la verdad universal–, constituyen la mayor negación de cualquier posibilidad de Conocimiento: es lógico que no se esté a su favor, pero sí se está a favor de los seres humanos, o sea de nosotros, que hemos heredado tanto lo bueno como lo malo del sistema y podemos acceder a algo mejor sin esperar a que nos den permiso para ello.

Sin embargo, el texto que se ha publicado hoy[4] no pone en cuestión ni la magia ni la religión, sino a ellas "según estos términos son entendidos normalmente por el mundo moderno" y que no son sino limitaciones cuando no deformaciones como se observa leyendo el Evangelio. En la página "Miscelánea (Federico González Frías)" que esta otra continúa se ha publicado bastante sobre magia y teúrgia cuando se reproducía el libro del mismo autor Simbolismo y Arte (justo antes que este de Hermetismo y Masonería que acaba de empezar) como para que nos excusemos de justificarnos, si la cita de más atrás[4] no es suficiente. En cuanto a la religión actual, con el tiempo sucesivo como obstáculo aparentemente insalvable, a lo que creo que precisamente se refería JMR –todo está en el pasado o en el futuro por lo que el presente, la realidad en acto, es sólo virtual–, está difícil que pueda ser algo más que un consuelo (e incluso la imagen de un orden, o mejor de una posibilidad), sin contar con que transporta la Palabra más allá de las interpretaciones, y también los sacramentos (hablamos de la cristiana, de las demás habría otras cosas que decir), consuelo sin duda necesario y conveniente para muchas situaciones personales, pero en la cita de hoy no se habla de eso sino del Conocimiento.

MVET :

 Todo es Uno y Uno es Todo.

JMR :

El hombre verdadero ha estado siempre presente aunque permaneciera desconocido para quien ocupaba su lugar. (F.G., El Simbolismo de la Rueda).

MVET : Una cadena que, como leíamos en una cita días atrás, se transmite

del Noûs a Poimandrés, de este a Hermes, de Hermes a Tat y de este a todos los Adeptos y teúrgos de la tradición Hermética.

Llegando hasta nuestros días, prueba de ello son estos textos que diariamente aparecen en Miscelánea, donde la Tradición Hermética florece de la mano de Federico González Frías

la más alta figura intelectual en el seno de la tradición hermética contemporánea

como bien dice José Ignacio Carmona en su libro El Retorno de los Sabios.

MVET : Citamos de la entrada → Gnosis-Conocimiento del Diccionario de Símbolos y Temas Misteriosos:

Amigo Timoteo, sobre las especulaciones místicas, una vez consolidado el camino, abandona los sentidos, las operaciones intelectuales, las causas sensibles e inteligibles, a todo no ser y a todo ser, y en la medida de lo posible, vuelve como ignorante a la unidad de Aquel que está por encima de toda esencia y conocimiento; pues por ti mismo y por todos, por el abandono inconmensurable y absoluto de la mente, ascenderás al rayo supraesencial de las Tinieblas divinas, abandonando todas las cosas y libre de todas ellas. (Juan Escoto Eriúgena, Sobre las naturalezas).

MVET : Decía una cita de días atrás que Hermes es “el Arquetipo de la deidad en el plano intermediario”. Y se manifiesta de tantas y variadas maneras como es posible hacerlo, siempre acercándose a su rebaño, al hombre. Esto nos recuerda que una de las fechorías, o hazañas, que realiza el Dios al poco de nacer, es robarle las vacas a Apolo. A ese rebaño, del cual sacrifica una parte para hacer las ofrendas correspondientes a los dioses, le hace caminar hacia atrás, para ocultar las huellas. En la India, la vaca es animal sagrado por excelencia, venerada como sustento de todos los seres; en Egipto las diosas Isis y Hathor (Afrodita) tienen, a veces, cabeza de vaca con el sol entre los cuernos. ¿Qué significa este robo de Hermes a Apolo? Sabemos que la cítara que construye Hermes, utilizando piel de las vacas robadas y sacrificadas, es el regalo que le hace a Apolo para aplacar su enojo, a cambio recibe la varita mágica de parte de su hermano.

MVET : Podemos ver esas correspondencias entre el Poimandrés y la Koré Kosmou (citados ayer), el Prólogo al Evangelio de Juan o el relato del Génesis bíblico; todos ellos nos hablan de un despliegue a través del cual la creación ha tenido lugar o lo que es lo mismo ha entrado en el tiempo. Ese proceso o desarrollo es un descenso por los planos del Árbol de la Vida cabalístico, hasta llegar al plano de Asiyah, mundo de la concreción material.

MVET : La Cábala hebrea sitúa en el plano de Atsiluth a las tres letras madres: Alef, Mem y Shin. La primera, vinculada al aire, es neutra, la Mem, al agua, es negativa y la Shin al fuego es positiva.

Pero el Noûs Dios, siendo andrógino, existiendo como vida y luz, procreó con su palabra un segundo Noûs demiurgo que, siendo dios del fuego y del aliento vital, moldeó Regentes, siete en número, que envuelven en sus círculos al mundo sensible; y su gobierno es llamado el Destino. (Poimandrés I)

MVET :

El nombre que se le puede dar no es su verdadero nombre.
Sin nombre es el principio del universo; y con nombre, es la madre de todas las cosas.
Desde el no-ser comprendemos su esencia; y desde el ser, sólo vemos su apariencia.
Ambas cosas, ser y no-ser, tienen el mismo origen, aunque distinto nombre.
Su identidad es el misterio.
Y en este misterio se halla la puerta de toda maravilla. (I).

Antes que el cielo y la tierra ya existía un ser inexpresable.
Es un ser vacío y silencioso, libre, inmutable y solitario.
Se encuentra en todas partes y es inagotable.
Puede que sea la Madre del universo.
No sé su nombre, pero lo llamo Tao… (XXV).

 … Todas las cosas del mundo nacen del ser. El ser nace del no-ser. (XL).

El Tao da nacimiento al uno.
El uno de nacimiento al dos.
El dos da nacimiento al tres.
El tres da nacimiento a todo. (XLII).

(Tomado del Diccionario de Símbolos y Temas Misteriosos, entrada Tao).

MVET : A lo largo de la vida el hombre vivencia estados que se corresponden con dos visiones del cosmos. Momentos de unión y de aislamiento, de expansión y contracción, de plenitud y vacío, de amor y odio. Ya sabemos que

a los momentos de euforia, siguen los depresivos y viceversa. Cuando las facultades del ser se concentran en sí mismas advertimos un espacio vacío; esa nada es la potencia en la virginidad de su origen,

el motor inmóvil que impulsa la rueda en la que se suceden en la cinta del tiempo los fragmentos de la unidad, que como dice la Cábala son la consecuencia de la ruptura de los vasos, las sefiroth de construcción cósmica, en las que se derrama, desde el plano de Atsiluth, primera tríada del Árbol de la Vida, la Unidad. Unidad que desde el cosmos es percibida de modo ternario aún cuando esta Triunidad nunca deja de ser Unidad.

MVET : Citamos de la misma Fuente, entrada → Encarnación:

La Inteligencia Universal encuentra un eco y una receptividad en la inteligencia particular donde se refleja, y así ilumina las vidas de aquellos que se han prestado a recibirla, vaciando la copa abarrotada de su alma. Encarnar, entonces, es Ser; fecundar de modo virginal la Sabiduría Primigenia, en el seno de uno mismo, que pasa a ser el Sí Mismo por un proceso de identificación con lo numénico.

PF : Henoc, transformado por su ascenso en Metatrón hace "descender" el influjo espiritual entre los hombres, o sea, que en él, llevado por Dios a la vida auténtica, corre fuera del tiempo la vida y la luz de las que según el Corpus está hecho el Padre, como sucede con todo mediador, también con el maestro masón puesto que "es uno con El que escribe" en el Libro de la Vida; ¿cómo se sabe? por la atracción gravitatoria que ellos generan desde el "más allá".

MVET : Siguiendo con Henoch, uno de los dos testigos finales, y Metatrón, leemos en el Diccionario de símbolos y temas misteriosos de F.G.F.:

Metatrón es la potencia activada, el principio del espíritu. Es el Demiurgo, el Creador, su aspecto masculino. En otras palabras: el descenso de las energías celestes, la Luz y el Verbo espermático hasta la materia; su receptáculo es la morada de la Shekhinah, su Inmanencia; y habiéndola penetrado y fecundado, esa luz se hace presencia real en el iniciado que emprende el viaje hacia su origen desvelando el misterio, el Dios desconocido, Oculto y Silencioso, acompañado por el gran intermediario.

MVET : Cusa, el gran Nicolás, es una de las luminarias del cielo hermético, luz resplandeciente, imán que nos atrae y abstrae hacia los planos superiores, hasta participar por su verbo de la comprensión y la belleza de la Idea. Un escriba de los Dioses que, como dice el Diccionario de símbolos y temas misteriosos, es aquel

escritor protegido por los dioses, a los que honra y manifiesta, tal cual el Thot egipcio, o el Metatrón hebreo, sus antecesores míticos.

MVET : Sí, un brindis por Ficino.

Marsilio Ficino nació en 1433 y murió sesenta y seis años después en Florencia donde creó en Careggio bajo los auspicios de la Corte de los Médicis, en 1468, la nueva Academia Platónica, (…) se entregó desde muy joven al estudio de la filosofía y la teología, la medicina y la astronomía-astrología; reconocía la presencia de distintos niveles en el hombre y en el universo, lo que configuraba la existencia de mundos visibles e invisibles que actuaban de modo coordinado, sempiterno y constante entre dos polos: cielo y tierra. Y dado que estos planos se encontraban estrechamente unidos conformando un solo y único organismo vivo, se podría, en ese caso, actuar sobre ellos, es decir sobre energías sutiles y angélicas para que fecundaran así…

Así comienza la entrada correspondiente a esta figura estelar en el Diccionario de símbolos y temas misteriosos.

MVET : Su luz [de la obra de Ficino] llega hasta nosotros a través de sus libros, una obra de la que, gracias a Dios, hoy seguimos disfrutando, pues ha perdurado en el tiempo para que la sabiduría que de ella emana siga fecundando el alma del hombre. El Edificio renacentista sigue vivo, guiando e iluminando nuestro camino.

MVET : Pletón y Bessarion llegan a Italia con motivo del concilio de Ferrara-Florencia en el que abogan por la unión de las iglesias griega y latina. Su viaje bien podemos decir que fue providencial para Occidente. Con ellos llegan los textos del Corpus Hermeticum, de Platón y de Proclo, entre otros. Bessarion, Discípulo de Pletón en Mistra, en su trabajo destaca la armonía entre platonismo y cristianismo.

JMR : La Virgen universal es la Inteligencia, y se reconoce a ella misma al reconocer a su objeto.

MVET : Citamos del Discurso sobre la dignidad del hombre de Pico de la Mirandola:

Nosotros, pues, emulando en la tierra la vida querúbea, purgaremos nuestra alma, refrenando, por medio de la ciencia moral, los ímpetus de nuestras pasiones, disipando con la dialéctica las tinieblas de la razón, expeliendo así las inmundicias de la ignorancia y de los vicios, de forma que, ni se desboquen indómitos nuestros afectos, ni caiga inconsideradamente nuestra razón en trances de delirio. Entonces venga la filosofía natural a bañar con su luz nuestra alma, ya bien recompuesta y purificada, y, finalmente, la lleve a la perfección con el conocimiento de las cosas divinas. Y para no quedarnos en los nuestros, preguntemos al patriarca Jacob, cuya figura resplandece en trono de gloria. Nos instruirá este sapientísimo Padre, dormido acá en el suelo y vigilante allá en la altura; y lo hará por modo de alegoría (así les acontecía en todo), diciéndonos que hay una escala apoyada en la Tierra y alargada hasta el último Cielo, señalada con un gran número de gradas, con el Señor arriba sentado en lo alto, y los ángeles contemplativos alternativamente subiendo y bajando por las gradas.

MVET : Hace unos días veíamos la importancia decisiva que tuvo la llegada a Occidente de los textos herméticos y platónicos, gracias a Bessarion y Pletón; hoy la que tuvo Pico al introducir la Cábala en el medio cristiano, que dio lugar a lo que hoy conocemos como Cábala cristiana. Los que hemos bebido en las aguas de esta, no podemos sino estar agradecidos a este príncipe de la Concordia que llevó a cabo una síntesis magistral del Conocimiento de su época ¡Por Pico que nos introduce en el misterio de lo inefable!

MVET : Atsiluth siendo increado es el origen de toda creación, como dice Cusa, de su altura, anchura y profundidad. El Padre, el Hijo y el Espíritu residen en Él en permanente e inseparable unión. Son la Unidad, la Igualdad y Amor que las une.

Encontramos que en la esfera infinita convergen en el centro tres líneas máximas, según las tres dimensiones de longitud, anchura y profundidad. Pero el centro se confunde con el diámetro y la circunferencia; en la esfera infinita, el centro se confunde con dichas tres líneas; es más: el centro es todo eso: longitud, anchura, profundidad. Será, pues, el máximo simplicísima e infinitamente, y toda la longitud, anchura y profundidad que en él se hallan son el máximo uno, simplicísimo, indivisible. Y como el centro, precede a toda anchura, longitud y profundidad, y es su término y medio, ya que en la esfera infinita son una misma realidad, centro, volumen y circunferencia. Y así como la esfera infinita está totalmente en acto y es simplicísima, así el Máximo está en acto y es perfectamente simple. Y como la esfera es el acto de la línea del triángulo y del círculo, así el Máximo es el acto de todos los seres. Por lo cual, toda existencia actual, de él tiene recibido cuanto de actualidad posee, y toda existencia en tanto existe en acto en cuanto está en acto en el Infinito mismo. Por eso, el Máximo es forma de las formas y la forma del ser o la entidad máxima actual. (Nicolás de Cusa, De la Docta Ignorancia).

MVET :

Imagen del Adam Kadmon formada por las letras del nombre divino.

JMR :

La idea de lo supra-humano y de lo supra-cósmico, es inmanente al hombre y al cosmos y necesariamente los trasciende. (El Simbolismo de la Rueda, en twitter: @fgonzalezfrias).

MVET :

Encontramos así tres unidades universales que descienden gradualmente hacia lo particular; en el que se contraen, en cuanto que son él mismo en acto. La primera unidad absoluta complica todas las cosas absolutamente. La primera contracta las complica contractamente, pero tiene orden, en cuanto la unidad absoluta parece complicar así a la primera contracta y, por su medio, a todas las demás. Y la primera contracta parece complicar a la segunda contracta y, por su medio, a la tercera contracta; y la segunda contracta a la tercera contracta (que es la última unidad universal y cuarta a partir de la primera), para que por medio de ésta se llegue a lo particular. Y vemos así cómo el universo, por medio de tres grados, se contrae en cualquier cosa particular." (Nicolás de Cusa, De la Docta Ignorancia)

JMR :

El viaje iniciático o del conocimiento … es análogo a cualquier generación y sobre todo a la creación arquetípica del cosmos. (F.G., El Simbolismo de la Rueda).

MVET : La comunicación entre planos está en el fundamento de una estructura que se despliega de la unidad a la multiplicidad en un proceso descendente, gracias a esa comunicación entre los mundos le es posible al hombre retornar de su exilio a su verdadera patria, a su origen y destino. Un viaje plagado de dificultades, de cantos de sirenas “que amenazan con hacer zozobrar a la nave de nuestro viaje interno”, y a la vez pleno de luz y de esperanza ¡Por Hermes psicopompo, guía del alma en su viaje hacia el Más Allá!

MVET : Qué maravilla la posibilidad que se le brinda al hombre de salir de los límites de la ignorancia y atracar en el puerto de la Sabiduría.

MVET : Viva y vive Cornelio Agrippa y su obra Filosofía Oculta, un libro, un compendio, en el que con solo ver el índice se nos hace presente la armonía de la creación, al mostrarnos todas esas relaciones entre planos y reinos que nos llevan a percibir el lazo sutil y misterioso que todo lo une, y la posibilidad de conocer por analogía. Que todo está incluido, que todo tiene un lugar y una función dentro de un conjunto único y total.

MVET : Osar es necesario y así nos lo enseña Hermes que nos guía en la aventura en pos del Conocimiento: de la Libertad.

MVET : Con el mazo y el cincel golpe a golpe la piedra bruta va camino de convertirse en cúbica. Con paciencia y perseverancia avanzamos, gracias a Dios, en un trabajo que nos libera de las envolturas mortales acercándonos a la esencia de lo que realmente somos.

MVET : Tras un largo camino la piedra aparentemente inútil, “La piedra que rechazaron los arquitectos, se ha convertido en piedra angular”. Con ella termina la construcción del edificio, o dicho de otra manera, se corona la obra.

Esta piedra molida es el polvo de proyección o sea la posibilidad demiúrgica por medio de los teúrgos y, licuada, el Elixir de Inmortalidad, símbolo de la regeneración y del paso a distintos estados de existencia del Ser Universal. (Hermetismo y Masonería I)

MVET : Verdaderamente sólo es aquello que es en presente, pues, como veíamos recientemente, Saturno, el tiempo, devora a sus hijos. Visto lo visto hay que apuntarse a ese no tiempo, el presente, donde todo es en simultaneidad, donde el espíritu resplandece sin sombra ninguna. Donde encontramos todo lo que es, ha sido y será ¡Por Hermes-Henoch, Elías artista, patronos de las ciencias y las artes que nos auxilian en el viaje de retorno al punto detenido, silencioso, inmutable, misterioso, eterno!

JMR : Una congregación de solitarios; semillas y frutos sembrados en el Universo.

MVET : En 1614 se publica la Fama, donde se dice:

en Alemania hoy no faltan los hombres de ciencia: magos, cabalistas y filósofos ¡que Dios quiera sean capaces de actuar por amor y no piensen acapararlo todo para sí!

Lamentablemente no podemos decir, hoy día, algo así de ningún lugar. No obstante:

téngase por seguro de que las personas enviadas y reunidas por Dios, los seres más sutiles de cada siglo son obra de la máquina del mundo, y ellos viven por encima de los demás en la más alta unidad y el mayor secreto. (Fama Fraternitatis, citada en Las Utopías Renacentistas)

JMR :

Los Filósofos enseñaron a sembrar el oro en campos níveos, que tienen el tamaño de una leve hoja. (M. Maier, Atalanta Fugiens, emblema VI). (Citado en Las Utopías Renacentistas. Esoterismo y Símbolo).

MVET : Este juego (o este rito) cosmogónico, reúne en sí todas las posibilidades, que conjugándose de una u otra manera en las distintas tiradas van sacando radiografías de un presente que se manifiesta en el continuo del tiempo horizontal, expresando, señalando, determinados parámetros que nos atañen especialmente. O dicho de otra manera, nombra una realidad, en la que estamos sumergidos, a varios niveles y de nuestra entrega a su sabiduría dependerá el caudal nutricio que nos llegue del mismo.

JMR : Sus láminas están en conexión directa con las energías que simbolizan, y que conforman el Árbol de la Vida Cabalístico tanto en sus aspectos descendentes (Cielo-Tierra), ascendentes (Tierra-Cielo), como jerárquicos y estructurales y mutuamente correspondientes. Todo lo que nos ocurre está contenido allí, aun íntimamente. Nuestra existencia es un juego de imágenes que interactúan entre sí como sucede con las de este mazo, prototipo de las barajas occidentales: no hay nada original para nosotros si no superamos ciertos espacios, ciertas puertas que se nos abren en la interioridad de uno mismo; todo está contado, pesado y medido aunque nos propongamos no aceptarlo y a pesar de la multiplicidad aparente, y no hay nada nuevo bajo el sol, "el fin del mundo ya fue".

Entender que todo es un enigma interesantísimo que apenas se comienza a develar justifica cualquier existencia. (En el Vientre de la Ballena 49).



MVET :
Hablar de Pitágoras es hablar de número y geometría, leemos en el Diccionario de Símbolos y Temas Misteriosos:

La de Pitágoras es una revelación excepcional, la de los números, todos sus teoremas, y todo lo que inventó ese inspirado que venía de otro lado, una entidad derivada de la fuerza y energía que heredó de la serpiente Pitón.

MVET : Y situado entre columnas el iniciado recibe la corriente de una y otra, dándosele la oportunidad de erigirse en columna central, integrando y sintetizando en sí mismo un conocimiento real y efectivo que es su auténtico ser.

MVET : Unas Artes Liberales que el masón va aprehendiendo, construyendo con su ayuda el castillo interior, hecho con letras, números y figuras geométricas, toda una edificación Ideal que tiene mucho que ver con la destrucción y disolución de estructuras profanas, para poder avanzar en un camino que le lleva, Dios mediante, hacia el interior, hasta el ara, hasta el punto central; desde donde es posible el viaje vertical hacia la Libertad.

MVET : Pues sí, así son las cosas realmente por más que las ignore el mundo entero casi al completo. La Tradición sigue viva en Occidente, Hermes y Pitágoras están presentes guiando e iluminando nuestro camino de vuelta al Padre de la Vida y la Luz.

Sumérgete, tú que puedes, en esta crátera, tú que crees que volverás a ascender hacia Aquel que la ha enviado sobre la tierra, tú que sabes por qué has venido al ser. (Poimandrés IV, apéndice I de Hermetismo y Masonería)

JMR : Sólo hace falta una Enseñanza que internalizar (como la que emana de estos libros) y un golpe que rompa el muro de hielo con que nos ha revestido el príncipe de este mundo.

JMR : Es interesante ver cómo en el Mutus Liber Latomorum (el libro mudo de los talladores de piedra), el recipiendario es recibido en un espacio donde sólo se encuentran Salomón e Hiram, en este caso el Hiram rey de Tiro, lo cual es así porque el Hiram artesano es en este momento, en potencia, el propio recipiendario.

MVET : El aprendiz comienza a deletrear el libro de la vida que el compañero lee con ayuda de las siete artes liberales, entre otras herramientas, que recibe como presente en el momento de su recepción. Finalmente el maestro realiza el trazado del círculo. Y todos ellos, escriben como pueden o como saben, devolviendo así el legado recibido; una vez asimilada la enseñanza cosmogónica, vehiculada por el símbolo, el mito y el rito, que conforma la estructura masónica. La cual cubierta por la bóveda celeste muestra al iniciado la posibilidad de acceder a la Polar, punto desde el cual pende la plomada del Gran Arquitecto del Universo que sostiene todo el edificio.

JMR : El pulimiento de la piedra, que realiza la inteligencia a la luz del Misterio, o mejor, de la Intuición Intelectual, es un Arte marcial, en el que hay espacio para contemplar los símbolos de la Belleza, pero en el que no hay tiempo para la 'felicidad', ya que ésta es por así decir un 'estado del existir', mientras que aquello con lo que se trabaja en verdad es con 'estados del ser'. El cálculo es un despojamiento.

MVET : Las mismas estructuras están en el origen de toda forma tradicional, las que vivifican en distintos tiempos y lugares las Ideas eternas. La Masonería, orden esotérica, desde una comprensión universal acoge y trasmite un legado vivificante en un tiempo de penuria y aridez como este en el que nos encontramos. Símbolos mitos y ritos son vehículos de la Luz que ilumina y guía al masón. “Qué pedimos cuando entramos por primera vez en el Templo”, pregunta el Maestro; “la Luz”, responde el primer Vigilante.

JMR : Como el Hermetismo, y careciendo de exoterismo de cualquier clase, la Masonería puede iluminar la simbólica cristiana hoy "en sueños". Sólo hay que recordar al Cristo como la Piedra angular del edificio, tanto macrocósmico como microcósmico.

MVET : Hermes, y su mensaje vivificante siempre han encontrado una vía por la que llegar al corazón de aquellos que se preguntan por su verdadera identidad. Hoy, como siempre, estas ideas son actuadas, vivificadas por actores que se entregan para encarnarlas y ser una manifestación que los transciende y redime.

MVET : Silencio, fuente de la que emana la palabra regeneradora, quietud que antecede a todo movimiento, amor que se derrama en toda la creación, potencia que todo lo contiene. Eje inmutable e inmóvil. Silencio.

MVET : El florecimiento hermético que fue el Iluminismo Rosacruz llega hasta nosotros y sus autores, eslabones de la cadena áurea, siguen alimentando aún este mundo a día de hoy agonizante. La melodía hermética continúa sonando y es posible escucharla si nuestro corazón es capaz de recibirla.

JMR :

“Continuaron reuniéndose y todos los años producían un libro o documento sobre sus investigaciones”. Y agrega el texto:

“… téngase por seguro de que las personas enviadas y reunidas por Dios, los seres más sutiles de cada siglo son obra de la máquina del mundo, y ellos viven por encima de los demás en la más alta unidad y el mayor secreto”.

Por lo que puede advertirse que la comunidad de los rosacruces no está, al igual que la ciudad celeste, en ninguna parte sino que es el lugar de reunión de todos aquellos que han alcanzado un nivel espiritual determinado que los hace conocerla, y por lo tanto ser uno con ella, al punto de ser los habitantes de esa Utopía, lo que indica sin duda una genealogía espiritual; una vinculación con una cadena que incluye también a los antepasados míticos. (F.G., Las Utopías Renacentistas - Esoterismo y Símbolo, cap. IV).

En nota: Ver el cap. XVIII de El Simbolismo Precolombino: “Mitología y Popol Vuh".

MVET : Citamos de un manual de instrucción masónico:

P.— ¿A qué se llama "Salario" en la Masonería?
R.— Es la recompensa del trabajo producido por el Obrero.

P.— ¿En qué se traduce el "Salario" del Masón?
R.— En el perfeccionamiento gradual de sí mismo.

JMR : La recuperación de la Palabra Perdida es otro modo de llamar al trabajo masónico, al proceso que su iniciación simboliza. Esa Palabra Perdida, nos dicen, es el verdadero nombre del Gran Arquitecto del Universo.

Daniel.– Este proceso o recorrido es el de la formación del lenguaje llamado también viaje iniciático. (…)

Rosa.– (…) Nada hay fuera del lenguaje salvo lo Innombrable.
(
En el Útero del Cosmos)

JMR : Nueve luces hay en la Logia: las Tres Grandes Luces de la Masonería, que están sobre el ara o corazón del Templo, las Tres Pequeñas, que lo rodean, o que rodean al Cuadro de Logia cuando este se sitúa en su ónfalos y el ara junto al Oriente, y las Tres Luces así sencillamente llamadas: el Sol, la Luna y el Maestro de la Logia.

MVET : En los solsticios la Masonería celebra a sus dos patrones, Juan Bautista en el de verano, Juan Evangelista en el de invierno. Y se corresponden con las dos caras de Jano que abre y cierra las puertas anuales.

MVET : Bizancio es uno de los lugares donde fructificará esta corriente. La Tradición Hermética,

tras la desaparición de la escuela de Alejandría y de Atenas se concentrará en determinadas ciudades del Próximo Oriente, y especialmente en Bizancio (Constantinopla), por aquel entonces capital del Imperio Romano de Oriente, ya completamente cristianizado. En efecto, Bizancio aparece como la heredera más importante del legado hermético y neoplatónico, y en definitiva de la cultura clásica, que allí vivirán un nuevo florecimiento, perdurando hasta bien entrada la Edad Media. Esa herencia está presente, por ejemplo, en la obra del bizantino Miguel Psellos (siglo XI), gran comentador del Corpus Hermeticum y de los Oráculos Caldeos, así como de Platón, Proclo, Dionisio Areopagita, etc., y que posteriormente ejercerá una notable influencia en la tradición renacentista. (Programa Agartha, “Hermetismo Medioeval I”)

MVET : Muchas de estas construcciones de la Edad Media han llegado hasta nuestros días, y son, en general, lo mejor de nuestras ciudades. La piedra se yergue acogedora, simple, majestuosa, bella. Pasear por esas calles y edificios, románicos o góticos, es entrar en un espacio diferente, armónico, que nos ayuda a pasar a otra más sutil, donde la piedra nos comunica un conocimiento, una forma de vida cualitativamente superior a la que nos ha tocado a los nacidos en este mundo tan miserable, lleno de edificios horribles y enfermos. El amor al conocimiento y la belleza inspiraba a los constructores medioevales, al igual que a nosotros que seguimos sus pasos en la construcción del templo interno, del castillo interior.

MVET :

Para nosotros, Franc-Masones, el Trabajo constituye una verdadera misión. Cualquiera que sea el lugar que ocupemos en la Construcción, aún el más humilde, sabemos que nuestro esfuerzo concurre a la realización del Orden total, sabemos que, trabajando, cooperamos en la ejecución de la Gran Obra según el Plan del Gran Arquitecto del Universo. (Ritual masónico)

JMR : En esta imagen del comentario anterior () , pitagórica, cabalística, cristiana, alquímica y constructiva, se encuentra representado el corazón del maestro en el fuego del amor transmutatorio, el corazón de Hiram y de Jesús, como buen ejemplo, y con ellos el de todo maestro masón, intermediario en la arquitectura de las Ideas, el cielo de la Construcción, la Memoria verdadera. Y como se dice más atrás, y bajo el paraguas –o bajo las alas– del Gran Arquitecto del Universo: "Labor et Amor, Amor et Labor, omnia vincit".


Jacob Boehme, Libri apologetici, 1764 

MVET : La estructura cuaternaria se corresponde con las cuatro castas de la tradición hindú y ambas responden a un modelo original del que son expresión en el orden social. El cuaternario signa toda creación y también toda organización tradicional.

JMR : Ese mismo cuaternario está en nosotros, mejor tender el oído para escuchar la voz de los dioses.

El ser humano es capaz de escuchar y saber de las energías celestes, reconocer a los dioses que se le revelan y cumplir sus mandatos en la tierra. (El Simbolismo Precolombino).

MVET : Desde el momento en que se rompe el orden social la desintegración y la muerte de éste paulatinamente se hacen presentes. A día de hoy la decrepitud es evidente. Estamos en la cuarta fase del ciclo y podríamos decir que la confusión reina por doquier. Sobre la desaparición, o mezcla, que viene a ser lo mismo, de castas y clases sociales en este periodo, entendidas ambas en el verdadero sentido tradicional, dice, por ejemplo, el Linga Purana:

El número de príncipes y de agricultores disminuirá gradualmente. Las clases obreras quieren atribuirse el poder real y compartir el saber, la comida y los lechos de los antiguos príncipes. La mayor parte de los nuevos jefes es de origen obrero. Ellos perseguirán a los sacerdotes y a los que tengan sabiduría.
Se mata a los fetos y a los héroes. Los obreros quieren desempeñar el papel de intelectuales, los intelectuales el de obreros. Los ladrones se convierten en reyes y los reyes en ladrones.

MVET : La construcción de las ciudades ha sido, y es, tarea de albañiles, o sea de masones. En el medioevo, ellos desempeñaban un oficio por el que recibían un salario que sobre todo tenia que ver con su realización espiritual. Estos artesanos y artistas cantaban y componían sus obras siguiendo el modelo universal, siempre, a la orden del Gran Arquitecto del Universo a cuya Gloria trabajaban.

MVET : La Masonería, como todo cuerpo vivo que se expande y actúa en este mundo, necesita del cambio para poder mantenerse; renovarse o morir dice con acierto el refrán. Y esa es una característica de esta orden iniciática que ha sabido y podido acoger aquellas influencias que el tiempo determina, y que son, como en el caso del hermetismo renacentista, la sal de esa tierra en ese momento histórico. Hoy, la penetración en las logias de los textos que estamos meditando en este espacio utópico (y en general todas las obras del autor), sabemos que están siendo esa sal. Reconocernos cainitas, pasar a otra que ya no es solar sino polar, dejar de peregrinar para asistir al banquete del Padre, al que como siempre estamos invitados, y abandonarnos completamente en el Misterio.

MVET : A la Gloria del Gran Arquitecto del Universo, el masón realiza un trabajo que es para él un vehículo que le lleva a la realización de su verdadero ser, su identidad. Como se dice en el Útero del Cosmos: “no nacida ni de la carne, ni de la sangre, ni siquiera de querer de hombre”.

MVET : Sí, y como dicen Juan y Jacobo En el Útero del Cosmos:

Juan.– Este sueño es una pesadilla colectiva. Sabios que jamás oyeron hablar de la verdad y la sabiduría, gobiernos que promueven la competencia (en la que unos ganan y otros pierden) y conjuntamente la igualdad sin encontrar contradicciones.

Jacobo.– Científicos progresistas que recién han descubierto la materia; la sociedad del dinero tiene el precio más caro del mundo.

Juan.– El que computa más información se supone que es el que sabe, la mecanicidad cuantitativa es lo más apropiado, y su hija, la técnica, nos gobierna.

MVET : La dificultad que tiene el hombre para aceptar el mal corre pareja al acrecentamiento de este, o mejor a su inmersión en él. Los primeros científicos propiamente dichos eran hermetistas que derivaron de sus conocimientos cosmogónicos aplicaciones físicas, o explicaciones, que les llevaron, podríamos decir, a un mundo nuevo; pero los científicos que les han seguido, desconociendo los nexos universales han ido cada vez más desmenuzando la materia buscando en la nada el todo.

Sólo un mundo ignorante puede imaginar que el átomo de los griegos, es decir, el concepto de lo irreductible, pueda ser reducido. (En el Útero del Cosmos)

JMR : La Ciencia Sagrada reúne lo disperso, encontrando en la parte la unidad del Todo y reconociendo en la Creación la huella del Creador e incluso la presencia de lo Increado, despertando la Memoria en el científico y en sus semejantes.

JMR : Qué viaje tan asombroso en el que se dice que nos damos vuelta como un guante, para que finalmente del fondo de la galera del mago surja el Único verdadero protagonista, abismado en el seno de Aquello de lo que nada puede decirse. ¿yo?… ¿Quién? La Misteriosa y Suprema Identidad, que no es de este mundo ni de ningún otro –que ni siquiera han existido nunca–, sino de Sí misma.

MVET : Los números en acción. Ni idea tiene el hombre profano del poder, de la esencia del número al que meramente conoce como herramienta de cálculo o estadística. Sin embargo el teúrgo sabe de su verdadera dimensión, de que están en todo y por todo, de que de ellos dimana todo movimiento y por tanto toda creación. Sabemos que el sonido está en el principio, y también que la música es proporción y armonía numérica. ¡Por el Número, por la sagrada Tetraktys!

safe_image

JMR : De buena gana decimos que toda verdadera Magia y Teúrgia se basa en la analogía, sea la correspondencia entre el Cielo y la Tierra que lleva al hombre verdadero, o la que existe entre este y el hombre universal, el Adam Kadmon o Verbo que no posee un fin concreto pues se dice de él que es "el lugar de los posibles".

MVET :

queremos citar a un Adepto (…) se trata de Elías Ashmole (1617-1692), un anticuario inglés que fue de los primeros en otorgar a la arqueología y al estudio integral del hombre y su mundo, un valor real y no el de simples 'curiosidades'. Fundador en Oxford del primer Museo de Ciencias Naturales del orbe, donó sus colecciones de plantas, animales y minerales y especialmente las de arqueología y arte y convenció a numerosos amigos para que lo hicieran, siendo tal la importancia de los objetos atesorados que el museo se dividió en dos, pasando la de Arte y Arqueología después de su muerte a llamarse con su nombre. Se trata del afamado y excelente Ashmolean Museum, de Oxford, que hoy en día exhibe públicamente sus colecciones. (Hermetismo y Masonería).

JMR :

Sucede que nunca fuimos de aquí, que no interpretamos a la vida cediendo a la vanidad dialéctica. (En el Vientre de la Ballena: textos alquímicos, XVI).

MVET : La Tradición Hermética ha conservado y trasmitido la memoria del Origen, haciendo así posible la continuidad en el tiempo para la cultura occidental.

sin memoria nada somos, es decir, nos vemos reducidos a la nada, a la pérdida del sentido. (En el Útero del cosmos).

Así dicen unos textos herméticos actuales que vivifican a los aprendices atentos que han tenido la fortuna de abrirles su corazón para, embebiéndose de ellos, poder florecer y aún fructificar en un medio tan adverso como este mundo. ¡Por Hermes! ¡Por la cadena Áurea!, que sigue haciendo posible la comunicación entre cielo y tierra.

MVET : Ya se sabe que no hay dos sin tres, así que negando uno de los términos hacemos imposible la comprensión de la unidad que se manifiesta por el ternario y a la que nunca podremos acceder desde la dualidad que por sí sola es irreconciliable.

JMR : El espíritu está libre del tiempo y el espacio, por eso "sopla donde quiere".

MVET : De eso se trata, de que los muertos cobren vida, de que las posibilidades latentes se actualicen y seamos apóstoles, de que cese el sinsentido y entremos en un orden otro, recordemos que “la anarquía es orden”, de que la luz sea en nosotros, de que seamos luz. Que Amor que todo lo puede nos conduzca a esa playa, que está aquí, en todos lados, un espacio otro oculto e inviolable donde el Misterio se hace presente.

MVET : Conocer los orígenes cíclicos es atravesar la rueda del devenir y situarse en el centro que le dio vida.

JMR : La proyección temporal es también un símbolo de que "nuestro destino es nuestro origen" (En el Tren). Toda cultura tiene unos orígenes arcaicos en los que están implícitos todos sus desarrollos; acceder a aquéllos es conocer la fuente prístina de ella y la cosmovisión de nuestros ancestros, que se hace presente en nosotros de un modo renovado y perfectamente actual.

MVET : El texto de hoy nos ha evocado estos dos Arcanos:

Arcano 16, "La Torre" o "La Casa de Dios", del Tarot de Marsella.            Arcano 17, "La Estrella", del Tarot de Marsella.

JMR : Esa destrucción es una cópula entre el cielo y la tierra.

MVET : Cielo y tierra se unen en el astrólogo-alquimista que a medida que los penetra, por el rayo del Conocimiento, los conjuga en sí mismo, recreando de ese modo el no tiempo original en que permanecían indistinguidos en perfecta unión.

MVET : Los misterios menores, grandes misterios, por cierto, le son revelados al hombre por el conocimiento de la cosmogonía, cielo y tierra. Es decir en la medida que nos identificamos con los arcanos que los vehiculan, que encarnamos las potencias que los conforman. Los misterios mayores, son el Misterio mismo que nunca dejará de serlo. Eso sí, "podemos" abismarnos en Él.

JMR : Es la Deidad misma la que se reconoce en sus Misterios.

MVET : La Libertad es por encima de cualquier otra cosa lo más deseado para el auténtico amante. “Con libertad, ni ofendo ni temo”; así el viaje iniciático que el hermetista realiza hacia el interior de sí mismo, no puede ser verdaderamente sino en libertad. El hombre cae con facilidad en la necesidad de estructuras y ceremonias que lo arropen, que lo sostengan, lo que puede llevarle al engaño de creer que hacer es ser. Estar dispuesto a hacer todos los papeles, es lo mismo que estarlo a no hacer ninguno.

MVET : Ayer se hablaba de la Libertad, hoy de las artes liberales que nos conducen a Ella. Artes del lenguaje: Gramática, Dialéctica y Retórica; y el número: Aritmética, Música, Geometría y Astronomía. Las Musas asisten al artista que a ellas se entrega.

MVET : Qué mundo este que todo lo consume. Nos recuerda el reino de los pretas (de los espíritus hambrientos), de la rueda budista del samsâra, los que nunca pueden saciar su deseo. Su avidez más bien aumenta a medida que va engulléndolo todo. Y eso a varios niveles, cualquier movimiento regenerador es rápidamente eliminado o absorbido por el sistema que lo incluye neutralizando así su poder vivificante.

El rito de la iniciación cósmica, ese proceso efectivo y real, es la dramatización vivencial del Misterio. Es un recuerdo vivo actualizado en su forma por la simultaneidad del presente. Sería la historia del Arquetipo si la Eternidad tuviese historia. Mejor decir que es una historia arquetípica. El mito encarnado en la interioridad es el renacer del símbolo. (En el Útero del cosmos).

JMR : Gracias por enseñarnos que la iniciación es algo que ocurre en lo más íntimo del corazón, entendido como centro y síntesis de lo que uno es, cualquier cosa que ello sea y no sea, y que implica toda la existencia, es decir la totalidad de lo que se conoce y se experimenta, el ser en el mundo y lo que no es eso, la dialéctica del ser y del otro que debe conjugarse necesariamente, a imagen de un sujeto arquetípico que así se ha conocido a sí mismo y que nace eternamente en la Posibilidad Universal cuando la iniciación arriba a su meta, la Suprema Identidad.

*



Subir

NOTA

[1] En realidad comenzó a publicarse en “Miscelánea (Federico González Frías)”: y siguió en “Miscelánea Hermética”, heredera y sucesora de la primera.

[2] En la siguiente dirección pueden visionarse parte de las interpretaciones de esta compañía teatral fundada por Federico González: https://www.facebook.com/federico.gonzalez.frias/videos

[3] Marsilio Ficino, De Amore, Comentario a “El Banquete” de Platón. Ed. Tecnos, Madrid 1989.

[4] “30. El Conocimiento, o sea, la Realización Espiritual, está tan lejos de la religión como de la magia, según estos términos son entendidos normalmente por el mundo moderno; es más, estas suelen constituirse en enemigos implacables en un proceso iniciático. Cuenta de ello dan el judaísmo a ultranza, el cristianismo integrista y el islamismo fundamentalista. Ni que hablar de la literalidad de la magia llamada ceremonial (siempre sujeta a la dualidad causa-efecto) con respecto a las tradiciones arcaicas que utilizaban las fórmulas, encantamientos y talismanes en un contexto de creencias y símbolos cosmogónicos grupales, nunca aislados de su razón de ser última, e igualmente con respecto a la "magia natural" renacentista y lo que son auténticamente las correspondencias y analogías como vehículos de acceso a la cosmogonía, la ontología y la metafísica, es decir la Vía Simbólica en su verticalidad ascendente, que se manifiesta en el microcosmos como diversos estados del Ser Universal. (Hermetismo y Masonería).”


Presentación