SOBRE LA INICIACIÓN
Presentación
Indice
Preámbulo: Como Tú siempre
A SATURNO, REGENTE DE LA EDAD DE ORO
Sobre la Edad de Oro
A ZEUS QUE LLEVA LA ÉGIDA
Júpiter
A MARTE, AMANTE DE VENUS
Marte
A APOLO, DÉLFICO ADIVINO
Apolo
Profecía

A Agni (poema)
A DIONISO LIBERADOR
Dioniso I  Dioniso II
Dioniso III  Dioniso IV
A VENUS, QUE PRODUCE LA VIDA
Sobre Hypnerotomachia Poliphili I

Sobre Hypnerotomachia Poliphili II
Sobre Hypnerotomachia Poliphili III

A HERMES, GUÍA DE LAS ALMAS, AMIGO DEL HOMBRE
Sobre la Iniciación II
Sobre la Iniciación III
Hermes

A Federico González
Presencia de René Guénon
Tarot, los Arcanos Menores

A LA LUNA, ANTORCHA DE LA NOCHE
Sobre la Iniciación I
*

GUIA BIBLIOGRAFICA
DEL ESOTERISMO
 

A SATURNO, REGENTE DE LA EDAD DE ORO



Chymica vannus, Joannes de Monte-Snyders, 1666.
Cuaderno Iconográfico del Nº doble de SYMBOLOS dedicado a la Tradición Hermética.

 

 “Pero el tiempo no puede comprimirse indefinidamente; en un instante, el último de su existencia, deja de existir para aquél que tomándolo como vehículo puede así volver al lugar de donde vino. Ese instante eterno anuló el tiempo ¡qué maravilla!; en ese no-tiempo, o mejor sería decir en esa no-continuidad del tiempo, las cosas, la vida tiene otro color. Ya no el presente atesora, explica el pasado y prevee el futuro (lo proyecta); el presente explica el presente, el presente sostiene al presente, el momento sostiene al momento; esa "suma" de momentos, sostenidos por sí mismos, forman otro momento de una cualidad distinta que puede hacer el clic, la luz que permitirá al ser darse cuenta que todos sus desvelos temporales son nada, son absolutamente innecesarios.” (M.V. Espín, Sobre la Edad de Oro)

*

Padre de los bienaventurados dioses y de los hombres, perennemente joven, fértil en recursos, inmaculado, forzudo, valeroso titán, que todo lo consumes y, a la vez, lo engrandeces, que posees, por el ancho mundo, vínculos irrompibles. Crono, progenitor del tiempo, Crono elocuente; retoño de la Tierra y del estrellado Cielo, nacimiento, crecimiento y disminución, esposo de Rea, venerable Prometeo, que habitas en todas las partes del universo, patriarca de sinuoso espíritu, poderoso. Atiende nuestras suplicantes voces y, por favor, envía un dichoso final de vida por siempre irreprochable.
(A Crono. Himnos Órficos, XIII)

 

Sobre la Edad de Oro


Subir

Presentación