Hormigas y elefantes. Lo grande se empequeñece y lo pequeño se hace enorme.
HYPNEROTOMACHIA POLIPHILI
(Lucha de Amor en sueños de Polífilo)
- Selección Mª. V. Espín -
Indice
  Presentación
00. Una Salida olvidada
01. El Hilo de Ariadna
02. Canto de Sirenas
03. Pirámide y Obelisco
04. Trabajo y Talento
05. A Zeus que lleva la égida
06. ‘¿Hacia dónde emprendes la fuga?’
07. ‘Una fuente notable y admirable’
08. Un Baño purificador
09. Un Banquete sin igual
10. ‘Medium tenuere beati’
   A Las Ninfas
11. ¿Será Polia? se pregunta Polifilo
12. ‘Polifilo, ven conmigo sin temor ni vacilación’
13. “Polia, la Beatriz de Colonna”
14. Triunfos de Júpiter I, Europa
14. Triunfos de Júpiter II, Leda
14. Triunfos de Júpiter III, Dánae
14. Triunfos de Júpiter IV, 1. Sémele
14. Triunfos de Júpiter IV, 2. Dioniso
15. Coros divinos
16. ‘Cualquier fatiga disminuye donde arde el amor’
17.1 ‘Venus, la que produce la vida’
17.2 ‘Que la divina Citerea escuche tu ruego’
18. Oración y sacrificio a Venus
   Himnos de Proclo
19. ‘Consagrado a los dioses Manes. Cementerio dedicado a los desgraciados cadáveres de los que enloquecieron de amor.’
20. ‘Libres y sin freno, navegamos alegremente’
21. Navegando en la barca de Cupido llegamos a Citera
22. Triunfo de Amor
23. La Fuente de Venus
24. El Túmulo de Adonis
   Dedicatoria
   
  Adenda:
Presencia de Hypnerotomachia Poliphili en:
- Universidad de Salamanca.
- Diccionario de Símbolos y Temas Misteriosos.
Sobre Hypnerotomachia Poliphili I
Sobre Hypnerotomachia Poliphili II
*

GUIA BIBLIOGRAFICA
DEL ESOTERISMO
 

Hypnerotomachia Poliphili
(Lucha de Amor en sueños de Polifilo)


2. Canto de sirenas

Perdido y al límite de sus fuerzas Polifilo dirige una oración a Júpiter.

“Oh, Diéspiter máximo, óptimo y omnipotente y auxiliador, si la humanidad merece por justos ruegos la ayuda divina y ser escuchada con benevolencia, ahora, doliente por haber cometido alguna ligera ofensa, te ruego, sumo padre y eterno rector de los dioses superiores, intermedios e inferiores, que plazca a tu inmensa divinidad librarme de estos mortales peligros y del horror presente, y terminar con esta vacilante vida mía por un medio mejor.”

Su petición es escuchada e inesperadamente se encuentra fuera del peligroso bosque. La sed le atenaza el pecho y la garganta y encuentra una fuente donde saciarla. Mas un bellísimo canto le distrae en el último momento y siguiendo este canto se aleja de la fuente y de su salud (1)
De nuevo desfallece,

“incapaz ya de sostenerse en pie, cae de rodillas cansado y moribundo. Así, yaciendo en semejante agonía, meditaba sobre los hilos intrincadísimos de la voluble Fortuna y los encantos de la maléfica Circe, …”

Busca la hierba mercurial que protegió a Odiseo de la temida Circe (2), finalmente se duerme bajo la sombra de la encina.

invocación a Júpiter

 

Notas:

(1) “el canto de las sirenas, deidades de las aguas inferiores, que amenazan con hacer zozobrar a la nave de nuestro viaje interno. Es el pálido mundo lunar, área de profundas confusiones, donde se definen los autoengaños. Fantasmas y elementales; larvas y formaciones. Mensajes incipientes y contradictorios. Las primeras destrucciones necesarias para instaurar el hombre nuevo; tiempo de luz y obscuridad; de balbuceos e impaciencias dolorosas. Ha llegado el momento de peregrinar, de salir del laberinto”. (En el Vientre de la Ballena, textos alquímicos de Federico González).

(2) “Como muchos han leído, allí sus hombres son convertidos en animales mediante la ingestión de una bebida mágica, representando en esta obra la hechicera al vicio y la maldad. Pero Odiseo (Ulises) aconsejado por Hermes coloca unas yerbas en sus oídos, y bebiendo de la poción consigue de ese modo que la semidiosa devuelva al estado humano a su tripulación.
      Y no sólo eso sino que posteriormente se enamora de él, con el que pasa un año y tiene dos hijos (Agris y Latino) y lo guía en la ruta que ha de seguir. Y como buena hechicera le advierte de los contratiempos que ha de tener en su viaje al Hades”. (Diccionario de Símbolos y Temas Misteriosos, Federico González Frías).

*

– Las citas no referenciadas pertenecen a: El Sueño de Polífilo, Francisco Colonna. Ed. Acantilado, Barcelona 2008. Al cuidado de Pilar Pedraza.
– Las imágenes no referenciadas (salvo la coloreada por nosotros) están tomadas de la Biblioteca Digital Hispánica: Hypnerotomachia Poliphili, Venecia 1499.


3. Pirámide y obelisco

Presentación